PANEM ET (CIRCENSES, IMPERIUM ET) LIBERTAS. Domingo Mestre

Tropicàlia ou Panis et circensis es el título de un disco colectivo, concebido a modo de manifiesto artístico, que dio origen al movimiento tropicalista en Brasil a finales de los años sesenta. Inspirado en las instalaciones de Helio Oiticica -según cuenta Caetano Veloso, uno de sus fundadores- los tropicalistas propusieron una importante renovación artística, sobre todo en el campo de las músicas populares brasileñas, a las que dotaron de una clara orientación libertaria en plena dictadura militar. Por ese motivo, fue violentamente reprimida y, en poco más de un año, casi todos sus miembros sufrieron penas de prisión o exilio. Situación que recuerda a la que estamos viviendo en estos momentos en España donde músicos y poetas son condenados por ejercer su derecho a la libertad de expresión.

Iniciamos este proyecto en el año 2015 como una propuesta de colaboración de United artists from the Museum(1) para el proyecto P.I.G.S. (Portugal, Italia, Grecia y Spain) de Moderna y otros colectivos de artistas de los países europeos del Mediterráneo. Un evento multidisciplinar que tuvo diferentes sedes en las ciudades de Lisboa, Roma, Atenas y Barcelona) y cuyo espíritu, desde mi punto de vista, estaba bastante cercano al del Tropicàlia, salvando, obviamente, las distancias espaciales y temporales. Fue concebido como una experiencia de agitación cultural, usando nuestra propia metodología de Investigación/Acción Colaborativa (IAC), para trabajar en las calles de varias ciudades europeas.

Exposición Arte Anarchia en el MACRO Asilo de Roma donde estrenamos el audiovisual.

Empezamos preguntando a los transeúntes si les parecía vigente la vieja idea del Pan y Circo como fórmula ancestral de control sobre las masas. Al tiempo, les invitábamos a participar en una suerte de photocall colaborativo que, además de servirnos de excusa para tratar el tema individualmente con cada uno de ellos, nos permitía llamar la atención del resto de usuarios de las vías públicas. Todo con la intención de hablar colectivamente del tema y poder presentar las primeras conclusiones en Roma, origen y fundamento del actual sistema de dominio que, en palabras de Hardt y Negri, habría que denominar Imperio del Capital, una actualización perversamente superespectacularizada del antiguo Imperium et Libertas defendido por Ciceron, que abogaba dentro de los límites de su tiempo por una sociedad abierta y pluralista, basada en el respeto a les leyes y a las libertades individuales.

El azar hizo que en una de las acciones callejeras que organizamos se infiltrara en el grupo un policía de paisano que nos grababa con una mini cámara digital que llevaba camuflada en un extraño bastón o palo de selfie. Cuando lo detectamos, le preguntamos amigablemente si era policía. Pero el individuo, sin contestar ni una palabra, salió corriendo -probablemente siguiendo las instrucciones recibidas por el pinganillo que llevaba en la oreja, que a esas alturas ya nos debía haber identificado como artistas en acción, y calificado de no especialmente peligrosos-. Pero pocos meses después, se aprobaba en España la que hoy se conoce como Ley Mordaza. Una ley ultrarrepresiva que convirtió en ilegal lo que nosotros estábamos haciendo correctamente y dentro de los márgenes de las leyes del momento. El peculiar carácter de esa nueva normativa, que especifica que será de aplicación en el momento de su difusión pública y no en el de su grabación, transformaba de algún modo el sentido de nuestro proyecto, abriendo en él una línea de fuga hacia el tema de la libertad de expresión que en nuestro caso se veía amenazada.

De allí surgió, en parte, el proyecto Contracensura.com que incluía el Llamamiento de Ibiza, que puede consultarse en este mismo blog. Una suerte de manifiesto que leímos colectivamente en esta ciudad dentro de la Trobada d’Artistes contra la Censura i per la Llibertat de Expressión, Intramurs Eivissa que tuvo lugar en abril de 2018 en Dalt Vila.

Como se explica en la adenda final del audiovisual que ahora mostramos en el MACRO Asilo de Roma, he tomado la decisión de divulgar todas las imágenes del supuesto agente del orden, aunque ello suponga asumir el riesgo de ser denunciado y procesado por ello, pues entiendo que el objetivo fundamental de esa ley, que ya ha enjuiciado y multado o condenado a numerosos artistas en España, es inducir a la autocensura a través del miedo. Un abuso de poder que, personalmente, considero intolerable.

Pancarta que usamos en Barcelona para P.I.G.S.

Con el pan y el circo no es suficiente, aunque la mayoría de nuestros gobernantes piensen lo contrario. Y no hay posibilidad de Imperio, tampoco del Capital, sin un mínimo de libertad de expresión. La actual deriva represiva y neofascista, que se está imponiendo en numerosos países cuyas constituciones se dicen democráticas, muestra la verdadera e insostenible cara del actual sistema. Forzar un cambio de rumbo no parece fácil en las actuales circunstancias, por supuesto. Pero callar y dejar que los regímenes autoritarios y paramilitares se impongan de nuevo, como ya está sucediendo en países como Brasil (desde donde escribo estas líneas) solo puede llevarnos al enfrentamiento social y al desastre medio ambiental a escala global. No hay esperanza para el conjunto de la especie humana dentro del actual formato neoimperial, y la única salida que parece viable pasaría, a mi jicio, por una reformulación del sistema que garantice el suficiente pan y libertad para todo el mundo, poniendo entre paréntesis las viejas ideas del Circo y del Imperio como garantía del orden y la paz social.

(1) En este proyecto han colaborado Judith Álvarez García, Azu Carbajosa, Silvia García Alonso, Meritxel Poulain, Salva Miravaalls, Ludovica Manzetti, Dalia Della Morgia (traducciones), Alberto González Pulido (asesoría jurídica).

El vídeo del que se habla se puede ver en https://vimeo.com/315218430

Un comentario sobre “PANEM ET (CIRCENSES, IMPERIUM ET) LIBERTAS. Domingo Mestre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *